jueves, 27 de diciembre de 2012

"La fuerza más fuerte de todas es un corazón inocente." Victor Hugo

A veces la apariencia de las personas fuertes nos engaña llevándonos a pensar que su fortaleza los hace más resistentes al dolor, más duros, sólidos, impermeables.

Piensa en un elefante. ¿Qué cualidades te vienen a la cabeza?


Un mamífero majestuoso, grande, capaz de abrirse camino en los terrenos más hostiles; fuerte, leal, que ama estar en manada y cuya memoria es capaz de recordar todos los momentos importantes en su vida. Pero que además posee una sensibilidad infinita, capaz de sentir cúando se posa en su piel una gota de rocío.

Muchas de estas personas fuertes se asemejan mucho al elefante. Son capaces de atravesar cualquier terreno hostil si tienen la convicción de que después encontrarán agua, guardan los recuerdos de todos los paisajes que pisaron, sin olvidarlos nunca. Y aman a los suyos con un instinto salvaje que nace desde un corazón enorme sensible a cada gota de lluvia.

Por eso cuida también a los más fuertes, a los de apariencia más dura por que si buscas detrás de esa gruesa piel descubrirás el corazón más tierno.






miércoles, 26 de diciembre de 2012

La gente se arregla todos los días el cabello, ¿por qué no el corazón? Proverbio chino

La pareja es un templo que necesita una oración cada día. Un templo inmenso, hermoso,  con multitud de matices, con mil espejos que cada día nos mostrarán una imagen distinta de nuestro interior. Un templo que necesariamente ha de ser cuidado con esmero, con una dedicación constante y limpia.


Porque el mayor enemigo de una pareja es la rutina, los hábitos, la abulia. Los peros, los por qués no sirven de nada si dejas que se ensucie y aparezcan grietas. Repararlas implica una entrega verdadera que cubra la dedicación que obviaste, más la del momento presente.



Cuando llegues a ese templo, desnúdate de enfados, presiones, cualquiera de las cargas del mundo exterior.


"Todos los problemas tienen la misma raíz: el miedo, que desaparece gracias al amor; pero el amor nos da miedo." 
Anónimo


Prepárate para entrar en un espacio sagrado. En tu rincón celestial en la tierra.

Haz saber cada día a la otra persona que para tí es como un ángel de la guarda. Que la amas incondicionalmente.



Deshazte de la sensación de culpabilidad que puede provocar haber dedicado una palabra fuera de tono, una reacción inadecuada o una falta de atención. Elimina esos posos. Y contempla maravillado, que sólo con cambiar tu actitud la luz del interior del templo cambia.


"No sabrás todo lo que valgo, hasta que no pueda ser junto a tí todo lo que soy."

Gregorio Marañon

El amor también necesita libertad. Libertad para moverse y evolucionar, libertad para nutrir a cada una de las dos personas, para que después puedan nutrirse mutuamente. Para que sus encuentros tengan el sabor de la fruta fresca. Espacio no sólo para encontrarse a uno mismo. Sino para sentir el espacio del otro en tí. 

"Es al separarse cuando se siente y se comprende la fuerza con que se ama."  Dostoievski

Deshazte también de la necesidad de intercambio. Deja de lado las balanzas. Aporta lo mejor de tí, a cambio de nada.


"Te amo para amarte y no para ser amado, puesto que nada me place tanto como verte a ti feliz."
 George Sand


Vive el amor alimentándolo de lo mejor de tí. Recuerda que es el espejo donde te miras cada día y tu templo divino en la tierra.

lunes, 24 de diciembre de 2012

Feliz Navidad para todos!



Os deseo mucha felicidad estas Navidades. Gracias por estar conmigo, por vuestros comentarios y correos;  vosotros también llenais de regalos mi árbol de Navidad. 

Un abrazo infinito :)

Ruth


miércoles, 19 de diciembre de 2012

"Si el espíritu es un atributo divino, una existencia conforme al espíritu será verdaderamente divina." Aristóteles

A medida que crecemos, casi sin darnos cuenta de cómo o cuándo, nos dividimos en dos mitades. Por un lado, siendo quienes somos, y por otro siendo una adaptación de nosotros en el mundo.

Dejamos así que se produzca una grieta en nuestro interior que fractura nuestro mundo a medida que consideramos que nuestra forma de ser no es lo que más encaja, más gusta o es más sencillo de satisfacer y vivir en el día a día. Una de estas dos partes queda inevitablemente desatendida y encontrar el equilibrio puede resultar desde complicado a imposible.
Generalmente la parte con la que solemos ser más generosos y atentos es la "práctica", "razonable" o "mental". Precisamente porque es la más digamos, lógica y la que (teóricamente) nos ayuda más a desenvolvernos y a ser aceptados dentro de la sociedad.

Seguro que alguna vez has oído esta expresión:


"No sólo de pan vive el hombre, sino de toda la palabra que sale de la boca de Dios".
Supongo que después de leer esto puedes adivinar que parte es la que menos nos ocupamos de cuidar...


El espíritu, nuestro principio generador,de carácter íntimo,nuestra esencia o sustancia; el vigor natural y virtud que alienta y fortifica el cuerpo para obrar *. Reconectar con nuestra esencia,lo verdadero e incorruptible que hay en nosotros.

"Estamos tan acostumbrados a disfrazarnos para los demás, que al final, nos disfrazamos para nosotros mismos." 
François de la Rochefoucauld

El camino de la unión de estas dos partes es duro, pero sus frutos son el tesoro más precioso que podemos hallar.
Un tesoro que equilibra la balanza,dándonos la libertad de hacer mil y una cosas diferentes, incluso a primera vista dispares, desde la armonía y la verdad de nuestro ser.
Por que ser espiritual no es vestir una estética determinada, ni algo que deba demostrarse por fuera.
Encontrarás ángeles fashionistas con tacones y manicura perfecta. Maestros de reiki con traje y corbata. Chamanes entre ordenadores portátiles.
Siendo quienes son. Aquí y ahora. Sin necesidad de vestir símbolos, sin intentar demostrar nada.

:)


"En lo que parecemos, todos tenemos un juez; en lo que somos, nadie nos juzga." Friedrich Schiller 



*Fuente: RAE http://lema.rae.es/drae/?val=espiritu

viernes, 14 de diciembre de 2012

"El primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la falta de tiempo." Paulo Coelho

Este fin de semana acudí a una formación muy interesante y enriquecedora donde he recibido una enseñanza que exige un compromiso de trabajo diario. Lo primero que exclamó mi mente fue "No tengo tiempo!!!"
Unos segundos después llegaba la quietud y el espacio para  preguntarme cómo es posible que en todo el día sea incapaz de dedicarme quince minutos a mí misma.
Por lo general las rutinas y hábitos de la semana hacen que nuestro piloto automático se active: trabajo, estudios, quehaceres del hogar, pero...

¿Cuántos momentos al día dedicamos a estar con nosotros mismos?

Cuidándonos, nutriéndonos de las cosas que nos hacen vibrar, limpiándonos de lo que nos contamina y creando nuestro hogar de paz.

Se honesto con la respuesta, es sólo para tí. Si descubres que esos momentos son escasos o inexistentes, simplemente créalos. Este no es (o no habría de ser) un ejercicio de juicio, no es momento de exigencia.
Es el inicio de un hábito saludable: Crear el espacio de dibujar, alimentar y creer en tus sueños.



"El hombre no puede nunca dejar de soñar.
El sueño es el alimento del alma,
como la comida es el alimento del cuerpo."
Paulo Coelho

domingo, 2 de diciembre de 2012

"El que no sabe por que camino llegará al mar, debe buscar el río por compañero." John Ray

El umbral del dolor es la intensidad mínima con la que un estímulo provoca dolor.
Varía en según cada cual, sin relación a complexión o forma de ser, es intrínseco a nuestro ser.
Desde mi punto de vista ocurre algo parecido con lo afectivo. Cada uno tenemos nuestro propio umbral del dolor.Una escala de acciones o situaciones dolorosas, que aunque desde afuera no parezcan tan duras, o incluso inocuas en nosotros provocan dolor intenso.

Por eso decirle a alguien que pasa mal momento un "no es para tanto" es negarle el derecho a vivir su emoción y además, castigarle haciéndolo sentir mal por ser "tan débil".


"He perdido mi gotita de rocío! Dice la flor al cielo del amanecer,
 que ha perdido todas sus estrellas."  
Tagore

Cada uno recorremos el camino a nuestro ritmo, puede que tú ya hayas pasado antes por ese terreno de arena que se clava en los pies, que duele y hiere, puede que tus plantas de los pies ya se hayan endurecido, pero eso no hace que los demás tengan que vivirlo de igual manera. Hay personas fuertes extremadamente sensibles. 
Conservar la sensibilidad intacta, es casi un acto de maestría, hacia uno mismo y hacia los demás.
Trabajar cada día la empatía de ponerse en el lugar del otro y desde ahí observar. Aconsejar con el corazón, brindarle esperanza, descorrer el velo para que pueda ver. Abrazar para llenar de amor y confianza.

Si pudieras elegir entre dos personas para ayudarte y una dijera "A mí me pasó lo mismo... Tienes que hacer esto... No puedes estar así... Menuda tontería...No es  para tanto... Y por eso estás así?? Buahhhh" 
Y otra que dijese "Te comprendo...Sé como te sientes... No te preocupes, busquemos una solución..." 

¿A quién elegirías? ¿Quién crees que te ayudaría más?



lunes, 19 de noviembre de 2012

"Los grandes pensamientos nacen con el corazón." Marqués de Vauvenarges



Hace poco una persona muy querida y a la que admiro mucho me dijo "Nada puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos."

Durante el camino que es la vida, todos vivimos situaciones que nos han provocado dolor, por lo que inevitablemente dejan su huella en nosotros.
Estas huellas suelen tener una parte positiva, constructiva, que ayuda a crecer y evolucionar y otra parte intervenida por la mente que no es tan positiva ya que condiciona nuestra respuesta en determinados momentos, situándonos en el nivel de alerta muy pronto, pretendiendo crear (erróneamente) sensación de protección o el "más vale prevenir que curar".

Huellas, heridas o en el mejor de los casos cicatrices. (Y digo en el mejor de los casos, por que si es cicatriz significa que ya está cerrada).

Puede que ante una situación normal tu respuesta sea desmesurada. Los pensamientos condicionan nuestra forma de actuar, incluso de sentir. Muchas veces no nos dejamos ser libres para sentir, acurrucándonos en nuestra zona de confort. Otras veces castigamos a quien no tiene la culpa de nada con nuestras heridas anteriores.
Pasamos la vida pensando en situaciones pasadas cruzando los dedos para que no se repitan pero proyectandolas una y otra vez en nuestra cabeza. Sacamos nuestra agresividad para mostrar y mostrarnos que podemos con todo eso.
Aún siendo un engaño. ¿No es más fácil admitir que esta es nuestra zona más sensible? ¿Nuestro punto débil? ¿Hay algo de malo en eso?

Yo no puedo más con ese peso. No puedo más con una memoria implacable y soberana que activa a un guerrero cansado de luchar con fantasmas del pasado. Prefiero abrir las puertas y bajar el volumen de una película que ya he visto muchas veces. 




viernes, 16 de noviembre de 2012

"La bondad es la única inversión que nunca quiebra." Thoreau



Dar sin esperar nada a cambio, dar por la alegría de dar. Porque el acto de dar ya es en sí mismo un tesoro.
Una de las lecciones más difíciles. 

"Donde viven los monstruos"
Cuesta. Por lo menos a mí me cuesta ver cómo después de dar, a veces no se recibe gratitud o reconocimiento. Como la gente toma, toma y toma, sin mirar a quien ofrece.
Muchas veces no es tanto que no haya nada a cambio, sino que no se devuelva lealtad o cariño.
Una trampa de un ego egoísta que intenta convencer de que dar no sirve de nada en absoluto y que el otro no es merecedor de lo que damos.

Este es uno de mis pequeños monstruos a exorcizar. 
(Lo sé porque últimamente me encuentro con él muy a menudo). Ya nos hemos presentado y de momento he aprendido a que no pase de incógnito. Así que le cojo de una oreja y le regaño por susurrarme esas cosas al oído. Hasta que consigamos llevarnos bien y un día nos despidamos con cariño.

" Si haces el bien para que te lo agradezcan, mercader eres, no bienhechor; codicioso, no caritativo."
Francisco de Quevedo

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Premio "Gracias por estar ahí"

Hoy ( y con un poco de demora...) recojo un premio de manos de mi querida amiga Noraya "El rumor de la libélulas", gracias preciosa, y mil gracias a tí por estar siempre ahí!



Aquí van las preguntas:

Un libro que aconsejas: Esta pregunta me resulta muy difícil, adoro los libros, pero no tengo ningún favorito... Ahora mismo diría "Conversaciones con Dios" de Neale Donald Walsch, este fue el que me abrió la puerta a todos los demás.

Un juego, juguete o actividad que no falta en tus nanicos: De momento no tengo bebés propios, pero me encantaba jugar a las muñecas.

Una canción infantil: "El arca de Noé" me recuerda a cuando mis hermanos eran pequeños.

Un buen plan: Un viaje romántico, una cena con amigos, un café con mis chicas, una tarde con mis sobrinos...

Una canción: "Amor de nadie" Vicente Amigo y Niña Pastori. Me hace pensar en cosas bonitas :)

Y ahora la parte más difícil pasar el premio a otro blog... y es que no conozco muchos!! Leo siempre los mismos!!! Pues este premio es para una amiga que se acaba de incorporar a la blogosfera hace poco... Ana, este premio es para tí!!! 
Para tí y la artista de tu madre, me encantan vuestras creaciones 100% artesanas made with love!! Todos los éxitos del mundo para vosotras!!!



"En la lucha entre uno y el mundo, hay que estar de parte del mundo". Kafka


  • Competir. Dicho de dos o más personas: Contender entre sí, aspirando unas y otras con empeño a una misma cosa. // Dicho de una cosa: igualar a otra análoga en la prefección o en las propiedades.
    • Competitividad: Capacidad de competir.// Rivalidad para la consecución de un fin.
  • Rivalidad: Cualidad de rival. // Enemistad producida por  emulación o competencia muy vivas.
    • Rival: Dicho de una persona: Que compite con otra, pugnando por obtener una misma cosa o por superar aquella.
Estas son las acepciones que aparecen en la RAE. Como puedes ver todas tienen un significado negativo,implican un enfrentamiento con el otro y la idea implícita de que sólo uno puede ser mejor.





Ahora quiero reflexionar sobre la utilidad de la competitividad (más bien sobre su inutilidad.)

Al competir, desde el principio estamos perdiendo. Nos estamos perdiendo a nosotros mismos. Estamos perdiendo la seguridad de la perfección de tu trabajo en tí.Echando por tierra nuestros esfuerzos para compararlos con los demás. (Los demás que nacen de un sudor que por cierto no es nuestro).

Al entrar en competición con alguien, yo misma me olvido del esfuerzo que he hecho para conseguir lo que tengo, para llegar a donde estoy, para en definitiva, ser quien soy.
Dejo de habitar en mí para espiar o mudarme a la casa de otro. Para juzgar un camino que no tengo bajo mis pies, que  no me corresponde.

La competición es sufrimiento. Tanto si ganas como si pierdes. Si ganas necesitas el reconocimiento de los demás para comprobar que eres el mejor (el mejor...siempre comparado con alguien, en una incesante lucha) y si pierdes... si pierdes porque a pesar de todo lo que has andado...no has dado los mismos pasos que los demás...por muy lejos que te hayan llevado.

Me pregunto por qué nos cuesta tanto aceptar la naturaleza única e irrepetible en nosotros. Como hagamos lo que hagamos, nos resulta más fácil comparar nuestro trabajo con el de otro, con afuera... ¿por qué no somos capaces de simplemente honrarnos como somos, y ver, observar lo demás sin perder nuestro lugar?

Esto nada tiene que ver con el orgullo o la arrogancia, sino con el amor hacia uno mismo.
Un amor que te reconoce tu lugar, un amor que honra a los demás desde el reconocimiento hacia sí mismo. Un amor que no entiende de primero, segundo y tercero, sino de un círculo cromático en el que cada color tiene su lugar y no juzga cual tiene más brillo.


"No compitas con los demás, vuélvete como la tierra que nos nutre, que nos da lo que necesitamos. Ayuda a los otros a percibir sus cualidades, a percibir sus virtudes, a brillar. El espíritu competitivo hace que crezca el ego y crea conflictos inevitablemente. 
Ten confianza en ti mismo, preserva tu paz interna evitando entrar en la provocación y en las trampas de los otros."

lunes, 5 de noviembre de 2012

"Al final lo que importa no son los años de la vida, sino la vida de los años." Abraham Lincoln

Metas espejismo dentro de un oasis.


"Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas."  Frank A. Clark

En el proceso de la vida definimos metas, lugares a los que ansiamos llegar. Aspiraciones con forma de sueño (y digo con forma, por que generalmente el corazón no está implicado en esas aspiraciones, son habitat exclusivo de la mente, objetivos mentales). Muchas de esas metas se convierten en proyecciones de lo querríamos ser, valorando nuestro éxito y evolución en la vida de acuerdo a los logros asociados a ellas.

Esto es un potente generador de conflictos, puesto que aún consigamos los más bellos tesoros nuestro afán será el de continuar por que lo mejor esta "más adelante".


Vamos, un poco más... sólo un poco más...


De verdad me apena que muchas personas no sean capaces de ver más allá de los espejismos, teniendo el oasis más rico y bello bajo sus pies.
Regalos del cielo, devaluados un sitio donde sólo importa el cargo que ostentemos, el fondo de nuestra tarjeta de crédito o cuán conocidos y reputados somos en nuestro entorno.
Perdemos años de nuestra vida buscando la felicidad en mil lugares, despreciando que el único lugar donde ella mora es en nuestro interior. Mientras no conectemos con él, sólo habrá momentos que pasarán como estrellas fugaces. Conexiones esporádicas con alguna interferencia.
Y pasaremos media vida (en el mejor de los casos) cabreados por que nadie nos hace felices y nada es lo suficientemente satisfactorio. (?)

El deseo de evolucinar es sano y nos enriquece. Evolución es un proceso continuo de transformación. Implica que nuestros objetivos pueden variar, puesto que nuestra visión del mundo variará también a medida que desarrollemos nuestra conciencia. Un proceso que pasa por abrir los ojos y ver qué es lo que hace vibrar a nuestro corazón y qué es sólo alimento mental.

Es esencial no infravalorar lo que ya esta con nosotros. Esas cosas que nos dan la felicidad diariamente. "Muchas veces perdemos las pequeñas alegrías en busca de la gran felicidad", cuánta verdad. La felicidad es aquí y ahora, dentro de tí.
Abre los ojos y mira a tu alrededor, estoy segura de que hay millones de señales que te llevarán a reunirte con ella.

Oasis Ein Gedi , Israel

"Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reir."

miércoles, 31 de octubre de 2012

"La desesperanza esta fundada en lo que sabemos, que es nada, y la esperanza sobre lo que ignoramos, que es todo." Maurice Maeterlink

Muchas veces nos ahogamos antes de caer al río.
Hacemos conjeturas sobre lo que nos viene predisponiendo de forma negativa los acontecimientos. La mente es así de poderosa.

Puede que en tu vida se den cambios inesperados o que en un determinado momento puedan parecerte incómodos, molestos, desafortunados... a partir de aquí ponemos en marcha la fábrica de miedo, angustia, pesares y salimos corriendo para agarrarnos a un clavo ardiendo. Después pensamos, "Qué injusto. Siempre me tengo que agarrar al mismo clavo." , como si esta no fuera nuestra propia decisión, como si una fuerza sobrenatural nos empujara a la mala suerte.
Y me pregunto... qué tal si esta vez pruebo a no salir corriendo a agarrarme al primer clavo al rojo vivo que encuentre y simplemente espero. Me dejo llevar. (Una no puede llevar a Kali colgada del cuello y esperar que los cambios sean un camino de rosas.). Me entrego.

¿Por qué tanto miedo? ¿Por qué creer que lo que viene es peor? No nos damos cuenta de que la fe mueve montañas... Un mecanismo tan simple que no usamos. Que no sólo no usamos sino que infravaloramos y en el peor de los casos despreciamos.

Como dice una muy buena amiga "Los decretos siempre en positivo".





lunes, 29 de octubre de 2012

"El hombre más feliz es el que hace la felicidad del mayor número de sus semejantes". Denis Diderot

Mientras camino cada mañana al trabajo observo y cuento la cantidad de estímulos negativos a los que estamos expuestos cada día y que sutilmente hacen mella en nuestro condicionamiento positivo a la hora de vivir nuestra jornada.
Basta con ir en tranporte público (en huelga cada Lunes en señal de buenos días) o en coche con personas exaltadas haciendo maniobras imposibles... 
Es muy fácil caer en ese río y dejarse llevar. Empezar a rasgar la mirada hasta que se convierte casi en un arma de guerra.

Pero también es muy fácil recordar por qué no quieres eso para tí, practicar la compasión con aquellos que no encuentran otra forma de empezar el día, quizá sus circunstancias sean muy duras. En cualquier caso es mejor que no seas tú quien se ocupe de retroalimentar esa energía en los demás.
Por que como ya sabes, todo lo que va vuelve. Lo que tu brindes a los demás de tí, eso será lo que recibas.
Siempre hay una opción. Estés dónde estes, recuerda sin juzgar que todos tenemos una posición y que todos somo igual de necesarios. Los que empujan y los que somos empujados cuando salimos del vagón.

A mí me funciona pensar en la cara de mi amor o en cuánto me rio con mis amigas...
Prueba, encuentra tu manera y sonríe!! No dejes que nada influya de forma negativa a la hora de comenzar el día.

Feliz semana a todos!

lunes, 22 de octubre de 2012

"La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido." Tagore

Las emociones son como las olas,
no podemos detenerlas,
pero podemos elegir cual surfear.


A veces la vida es similar a un océano, todo esta en calma y las olas te mecen rítmicamente, el viento te empuja hacia esa isla paradisiaca a la que ansias llegar y el sol te da calorcito desde arriba.

Entonces recuerdas aquellas veces que llovía, antiguas tormentas y suspirando piensas: "pufffff, menos mal, todo aquello pasó!".

...de repente aparecen nubes y el océano olvida ser manso mostrando su lado más duro, con olas tan altas que no puedes ver nada más allá. Y entonces piensas : "Soy un iluso. Cómo pude pensar que esto era para mí? Cómo no pude preveer que esto pasara?". Te enfadas contigo mismo por haber pensado que lo merecías.
No hay nada más absurdo y cruel.

En la vida a veces se presentan momentos inoportunos, momentos que no avisan y que mucho menos son de nuestro agrado. 
Cuando esto suceda párate a mirar esa tempestad que te sobreviene. Humildemente muéstrate ante ella. Siente qué viene a buscar o a depurar.
A veces sólo es necesario mostrar fe. Creer de verdad. Creer mientras todo esta en calma es fácil, cómodo. Pero creer cuando el cielo se oscurece, bajo rayos y truenos...eso ya es otra cosa.

Quien tiene un amigo tiene un tesoro. Es una de las verdades más innegables que he oído nunca, por que esta lección yo la he aprendido con mis amigos. De mis amigos. A los que desde aquí doy gracias por haberme prestado su tabla de surf tantas veces, y por haberme echado un salvavidas tantas otras. Os quiero.




"La esperanza es el sueño del hombre despierto." Aristóteles




lunes, 15 de octubre de 2012

"Hoy es siempre todavía." Antonio Machado



A veces resulta difícil mantener la esperanza; sobretodo cuando crees que saldrás victorioso de una batalla, y finalmente pierdes... o eso parece.
Es como ir a un exámen que crees llevar de sobra y suspender. Como ir al médico creyendo estar mucho mejor y que no sea así.

Me pregunto hasta dónde a veces la mente, o lo material, o como queramos llamarlo, ponen a prueba nuestra fe y nuestra fuerza de voluntad. 
Y lo difícil que resulta discernir entre lo que tiene una explicación racional y aquellas cosas por las que sólo hay que pedir, creer ... y  esperar, aprendiendo a aceptar que los plazos de la vida, los procesos de mi alma, no se ajustan a los mismos tiempos que mi ego espera.

Si alguna vez tropiezas y caes, solo recuerda por qué caminas sobre ese empedrado.
Volverán las ganas de caminar.




" Es necesario esperar, aunque la esperanza haya de verse siempre frustrada, pues la esperanza misma constituye una dicha, y sus fracasos, por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción." 
 Samuel Johnson

jueves, 11 de octubre de 2012

"Manuscrito encontrado en Accra" Paulo Coelho


Hoy quiero compartir con vosotros algo que me ha emocionado. Confieso que sólo he leído un libro de Paulo Coelho, pero sinceramente este tengo muuuchas ganas de leerlo, en España sale a la venta el 19 de Noviembre...hasta entonces aquí un muy buen adelanto, al menos en mi opinión. (En castellano e inglés, tienen matices distintos!)

Espero que lo disfruteis tanto como yo.





También he recibido este fragmento del libro:


 "Negamos nuestra propia belleza por que los otros no pueden o no quieren reconocerla. En vez de aceptarnos como somos, procuramos imitar lo que vemos alrededor.




Buscamos ser como aquellos a quienes todos dicen: " !Que bonito!". Poco a poco nuestro alma se va debilitando, nuestra voluntad disminuye.




Olvidamos que el mundo es aquello que imaginamos ser.




Dejamos de tener el brillo de la luz y pasamos a ser la poza de agua que la refleja."




Os dejo también un enlace de su blog oficial Paulo Coelho Blog


Feliz puente para todos!



lunes, 8 de octubre de 2012

"La oscuridad no existe, lo que llamamos oscuridad es la luz que no vemos" Henry Barbusse



Varias veces os he hablado de la sombra, de cuan sano y beneficioso sería poder amar esa sombra en nosotros y no encerrarla en lo más profundo detrás de mil candados.


"La oscuridad que conocemos nos fue otorgada como una gracia." Rudyard Kipling



Es decir que todas esas cosas que catalogamos mentalmente de malas o impresentables (es decir que cohabitan en nuestro interior, sabemos de su existencia pero ni les damos su espacio ni porsupuesto las amamos). Cuidado con dar demasiado espacio a la mente! Su reino no debería convertirse en un imperio.


¿Por qué empeñarnos en amar sólo partes de nosotros? Quiero decir con esto, puedo amar esa parte de mí de exigencia y esa misma es la vía a través de la cual voy a trabajarla, a través de reconocer que está ahí dándole un espacio puesto que es mía pero sabiendo que no es la herramienta que va a ayudarme a conseguir el resultado deseado... 
Esa es la idea. Imaginar que en nuestro interior tenemos una caja de herramientas. Aprender a elegir. Si empezamos con una que no nos sirve, será tan simple como cambiarla ;)



"La luz que enceguece nuestros ojos es oscuridad para nosotros. Sólo alborea el día para el cual estamos despiertos. Hay aún muchos días para amanecer. El sol no es sino una estrella de la mañana." Henry David Thoreau





Buen y feliz Lunes a todos!!