martes, 27 de agosto de 2013

"Cuando llega el tiempo en que se podría, ha pasado el tiempo en que se pudo." Marie von Ebner-Eschenbach

Un día mi corazón se convirtió en reloj, sus manillas sonaban decididas, acompasadas, certeras.

Había horas oscuras y, mi reloj se paraba. Dormida en otra hora, vivía en otro momento como si fuera el presente, sin reparar en que ese tiempo era simplemente pasado; relacionándome con personas que ya no existían, con situaciones caducadas, vivenciando una y otra vez horas de duelo, de angustia. 

Cuanto más tarde me hacía consciente de que el reloj se había parado más me costaba darle cuerda, incorporarme a la hora verdadera era un esfuerzo heroico.
Como si me hundiera en arenas movedizas, cuanto más trataba de moverme más me atrapaba... parecía que cuanto menos me resistía mas "rápido" pasaba, por lo que elegí someterme a los caprichos de estas pausas.
A veces el paro era violento, abrupto, demoledor. Otras la aguja perdía velocidad lentamente hasta detenerse. Otras yo misma era quien con alevosía las detenía, camuflando la acción bajo la apariencia de una fuerza que emergía de mis profundidades.

Bloqueaba el flujo del tiempo intentado convencerme de que lo que pasó es lo que pasaría, que no había nada mejor esperando, ninguna otra opción a mi alcance... La oscuridad permanecía, silenciosa, llana, fría. Sola. Ausente en el tiempo que era, parada en el tiempo que fue. Era el mismo silencio el que me impedía escuchar que el problema era que las manillas no estaban girando, ese silencio seco que aturdía mi mente haciendo que no oyese nada más.

Cuando nunca olvidas que tienes a tu alcance la manilla para impulsar el giro eres capaz de hacer que no pare nunca, manteniendo la atención, estando a la escucha, poniendo los cinco sentidos en cada hora. Soltando los momentos que preceden el ahora. Viviendo despierto, sin las cargas de un pasado que fue y que no volverá. La manilla ya pasó por esas horas. Pero esta es nueva, y es nuestra gran oportunidad.

"No es el tiempo el que nos falta. Somos nosotros quienes le faltamos a él."
Paul Claudel

lunes, 12 de agosto de 2013

"La vida es un constante proceso, una continua transformación en el tiempo, un nacer, morir y renacer." Hermann Keyserling

Uno de los aprendizajes mas duros con los que me he encontrado es el de respetar la forma en que mis seres queridos se hacen daño, desde mi corazón puedo ver que esa es la forma que ellos han elegido para evolucionar, para integrar sabiduría, para crecer... Mentiría si dijera que puedo permanecer siempre calmada y amorosa a su lado, cuando lo que muchas veces quiero es agarrarles por la pechera y zarandearles para gritarles una y otra vez BASTA!!!, Es que no ves donde vas??

Observar y acompañar amorosamente, sin juicio es un aprendizaje duro y algunos días abrupto. Mi espíritu a veces anhela esa varita mágica capaz de con un solo golpe disolver cualquier sufrimiento. Porque los aprendizajes personales son duros. Pero los que mas duelen son los de las personas que amamos. Quizá sea la ausencia de uno de los padres durante la infancia, quizá una adicción en la familia, la ausencia de personas importantes, amigos que se distancian... Aprender a no interferir en procesos, mantenernos a un lado y hablar solo cuando se pida nuestra opinión. Aprender a no manipular, levantar el pie del acelerador y ser generosos a la hora de brindar el tiempo necesario para cada uno. Sin olvidar darnos tiempo para recuperarnos de esas experiencias a nosotros mismos. Por que cuando remolcamos a los demás solemos dejar de prestar atención a quien conduce y sólo miramos que no se suelte lo que viene detrás. Pero no debemos olvidar, que lo que empuja debe ser cuidado con mimo, procurando no quedarnos con esas cosas que pretendemos arrancar de los demás. 

"La vida es un arco iris que incluye el negro." Yevgeny Yevtushenko 

Últimamente he echado de menos a algunos amigos, la presencia de quien pudiera tirar de mí también. Puede que en paralelo estamos viviendo situaciones que en el futuro hagan que nuestra relación sea mas sólida, puede que no soportemos lo que esa relación muestra de nosotros mismos, puede que algunas relaciones simplemente no tengan que ser ahora. 
Con el tiempo también se aprende a no reprochar las ausencias. Y a recibir con gratitud el más leve gesto de ánimo o complicidad. Hay quien aún estando lejos, puede situarse en nuestro regazo en una llamada telefónica.

jueves, 30 de mayo de 2013

viernes, 10 de mayo de 2013

"Fingimos lo que somos, seamos lo que fingimos." Calderón de la Barca

 ¿Cómo estamos acostumbrados a medir la espiritualidad de las personas?¿Cómo identificamos a un Maestro? Opino que no todas las personas espirituales que conozco visten como hyppies. No todas llevan colgando un OM en su pecho, no todas mis amigas dejan sus axilas salvajes... No tenemos porque demostrar nada.
No necesitamos caracterizarnos.

Y esta entrada tiene mucho de personal, y tenía muchas ganas de escribirla. Porque no todas las personas que leemos Tarot vestimos como el Ermitaño. Ni todos los Maestros de Reiki visten kimonos de seda. Ni todas las brujas llevan una escoba. Y no todas las mediums llevan las uñas pintadas.

Una vez leí que hay ángeles detrás de las apariencias más insospechadas. Sorpresa. Así que abramos los ojos y el corazón, limpiemos nuestras ventanas y veamos más allá de la primera mirada.




sábado, 20 de abril de 2013

"Quienes creen que el dinero hace todo, terminan haciéndolo todo por dinero." Voltaire



El dinero, desde hace tiempo uno de los temas más controvertidos y complicados. Afecta hasta al rico más rico, como al pobre más mísero.
No quiero pararme a hablar de todas esas familias que lo están pasando tan mal, ni tengo ninguna fórmula mágica (que no haya contando ya) para atraer el dinero. Voy a dar mi enfoque personal de lo que puede significar una variación sustancial en el flujo de recepción de esta energía, de que puede que dentro de esa recepción, o no recepción o incluso esa carestía encuentres un mensaje que indica qué dirección debes seguir.

"El dinero, que ha hecho morir a tantos cuerpos, hace morir todos los días a miles de almas." Giovanni Papini

El dinero es energía que nos permite materializar las cosas que queremos en este plano. Pagamos por lo que deseamos poseer o disfrutar.
Pero puede que nunca sea suficiente... Entonces dejamos de desear tener algo a estar poseídos por el deseo de tener algo. Y comienza la angustia porque no podemos, no tenemos suficiente o simplemente no tenemos MÁS.


"No estimes el dinero en más ni en menos de lo que vale, porque es un buen siervo y un mal amo." Alejandro Dumas


El dinero puede hacer que olvides que en las cosas "pequeñas", las que son gratuitas son no sólo las más importantes, sino también las más enriquecedoras. Y es aquí a dónde se dirige mi entrada. 
Cómo puede influir el dinero en tu desarrollo personal? Si tienes suficiente, puede frenar tu trabajo, haciendo que te acomodes en un escalón en el que todas tus necesidades estén satisfechas... pero y si por ejemplo por el mismo trabajo empiezas a cobrar mucho menos? Todo lo que antes hacías por la estabilidad económica deja de sustentarse...Y tienes que ponerte en marcha.
Actuar desde verdaderos dones y actitudes que son los que están cubiertos de abundancia esperando que los reclames!
Quizá todos los demás empujes no hayan servido, puede que este sea el definitivo que te haga saltar...
El dinero oculta bajo un velo algunos de nuestros miedos profundos. Por eso cuando desaparece revela secretos muy bien enterrados y nos da la oportunidad de transmutarlos, de trabajarlos, para que podamos disfrutar después de una prosperidad económica clara, limpia, pura.

"El dinero es un estiércol estupendo como abono, lo malo es que muchos lo toman por la cosecha." Joseph Joubert

Por tanto no se trata de conformarse con lo que uno tiene, sino de estimar de verdad lo que tenemos sin necesidad de comprar.
Y de dirigir nuestro deseo al punto más elevado. Discernir nuestros propios deseos, los que salen de nosotros de los externos... 



martes, 16 de abril de 2013

"Sólo es capaz de realizar los sueños el que, cuando llega la hora, sabe estar despierto." León Daudí

Reflexionando a cerca de porque los cambios no se producen tan rápido como a  veces quisiéramos, caí en la cuenta de las grietas por dónde solemos dejar escapar la energía.

De lunes a viernes solemos estar tan ocupados planeando reuniones, organizando mentalmente lo que tenemos pendiente en el trabajo o simplemente corriendo para no llegar tarde a todos lados, que no tenemos tiempo o ni siquiera energía para proyectar nuestros sueños.
Sucede también que si en medio del camino a nuestras rutinas diarias nos aborda una imagen de alguno de estos anhelos una voz gruñona nos espeta desde dentro "deja de pensar en tonterías y céntrate en lo que estás haciendo"...

Nunca había tenido tanta conciencia de lo que la rutina es capaz de hacer en nuestra vida, en las relaciones con los demás... Para mí la rutina es la resignación a lo que nos toca, sin atrevernos a mirar más allá, sin creernos merecedores de lo mejor. Producir. Agotándonos por dentro. 

"Muéstrame un obrero con grandes sueños y en él encontrarás un hombre que puede cambiar la historia. Muéstrame un hombre sin sueños, y en él hallarás a un simple obrero." 
James Cash  Penny

Dedicar cada día tiempo e ilusión a soñar, sin más límite que el que ponga el corazón, es la garantía de que sin duda esos sueños se materializarán. Sólo cree, vístete con el impermeable del amor hacia tí mismo, no escuches los "no se puede", " con lo mal que está la cosa"... rompe los límites de la mente, de las palabras, de lo que ha habido hasta ahora y sueña tal y como cuando eras niño y sentías que podías volar. Busca la forma de llegar hasta ellos cada día, con ilusión, con certeza, sin tiempos, sin angustia...sólo disfruta del proceso de crear...Antes de lo que crees será realidad.





"Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad."
 Mahatma Gandhi

lunes, 8 de abril de 2013

¿Qué deseas?

Queridos todos, 

Hoy comparto con vosotros algo que en los últimos días me ha conmovido especialmente... llega en el momento justo como siempre. Pronto os contaré por que ando tan retirada, gracias a todos los que me habéis contactado y apoyado para que siguiera escribiendo.


Espero que os haga reflexionar tanto como a mí, lo he visto un  millón de veces estos días y aún no me canso...





sábado, 16 de febrero de 2013

"Se puede tener, en lo más profundo del alma, un corazón cálido, y sin embargo, puede ser que nadie acuda a él." Vincent Van Gogh



A veces cuando pensamos en sensibilidad, equivocamos términos y automáticamente pensamos en debilidad.  Una persona muy sensible no es menos resistente al dolor, puede que incluso todo lo contrario.

No sé por que ese empeño en hacernos tan fuertes, esa costumbre de ir disfrazando las cosas que  nos duelen o no nos gustan con un "yo puedo con esto y mucho más".

En mi caso concreto soy una persona muy sensible, siempre lo he sido. Durante años perfeccioné mi técnica "Strong enough" para sobrellevar situaciones límite, pasando de puntillas y escondiéndolas en un baúl de piedra con el que aprendí a cargar haciendo ver además que esto no me pesaba.
Ahora, a veces me sorprendo a mí misma lamentando que desde fuera nadie sea capaz de ver cuándo me encuentro mal...para terminar dándome cuenta de que soy una maestra en esconderme dentro de mí misma. ¿Quién podría verme allí adentro?

Cuando algo, alguien me duele me retiro. Dejo un espacio entre yo y eso, para que externamente pueda apreciarse esa distancia, ese alejamiento y se escuche el silencio. Lo que conlleva la necesidad no sólo de que eso venga a sacarme de mi rincón oscuro, sino también de que eso vea dónde estoy y por qué.
He de decir que la mayoría de las veces no funciona, son muchas las ocasiones que eso no viene a buscarte, lo que prolonga la estancia encogida en un rincón.
Encoges, encoges y encoges y un día casi sin darte cuenta, en tu baúl ves un saco enorme de inseguridad y tristeza. ¿Salgo ahora? ¿Por qué no viene a buscarme? ¿No pueden verme?

La sensibilidad es distinta en cada uno de nosotros, no podemos intentar obligar a nadie a vivirla tal y como nosotros lo hacemos o medirla como resistencia. Ni podemos culpar a nadie por no ver a través de nuestros ojos.

Es por eso, que como el Ermitaño, que se retira a meditar a su cueva cuando lo considera necesario y retorna cuando siente que ha encontrado su sabiduría, seas tu mismo quien salga de tu cueva sin hacer responsable a nadie de tu retiro o de tu regreso.





martes, 12 de febrero de 2013

"El liderazgo es una oportunidad de servir, no de lucirse" J.Donald Walters

"Comienzo con la premisa de que la función del líder es producir más líderes,
 no más seguidores." 
Ralph Nader

Un buen líder es aquel que otorga a cada una de las entidades un valor inconmensurable, dándoles confianza en si mismas, libertad, un líder es alguien que no se hace notar, permanece atento en la sombra y solo levanta su batuta cuando aparece alguna dificultad o problema, sosteniendo silenciosamente, disfrutando de ver que cada cosa ocupa su lugar y funciona, sin necesidad de manipularla. Acompañando el funcionamiento de mecanismos complejos a través del amor y la confianza, sin exigencia, sin juicio.
Es alguien que ve las habilidades y aptitudes de cada componente y sabe no solo sacar lo mejor de el, sino que a través de su desarrollo hace florecer también lo mejor en los demás.

Recelo de los que dicen tener capacidad de liderazgo diciendonos a donde hemos de ir y que camino coger, de esos que levantan la voz señalando a los que no funcionan, esos que se afanan en sobresalir y mandan sin escuchar, a los que humillan y excluyen. A los que sentencian "tu no sirves para...".

Porque esto no revela mas que de su incapacidad para liderar. 



"El que quiera ser líder debe ser puente"
Proverbio galés

domingo, 10 de febrero de 2013

"Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo." Franz Grillparzer

 Quiero comenzar con esta ilustración mi regreso a la bloggosfera.
Un regreso en parte gracias a quienes me habeis dicho, "te sigo", significa mucho para mí saber que puedo llegar a vosotros desde mi ventanita blogger; muchas gracias de verdad os mando un beso enorme a tod@s. A veces he anhelado ser anónima, pero sin duda vuestros comentarios me compensan y mucho.

A veces la vida nos coloca desafíos sorpresivamente. Mis amigos muchas veces me hablan de saltos de fe. Los saltos de fe son precisamente esos momentos en los que uno no sabe a donde va, pero sin duda esta dirigiéndose allí donde debe estar.
Así que cuanto antes nos quitemos todo lo que nos pesa y saltemos mucho mejor, cuanto más tiempo pasamos mirando un abismo, más oportunidad le damos al miedo de apresarnos y más difícil es alzar los pies del terreno.

Y es así como comienza a llegar lo bueno. Durante el salto.

lunes, 28 de enero de 2013

Queridos lectores, 
Pido disculpas por este desierto de post, Enero esta siendo un mes de cambios, de transmutar y de tomar conciencia de qué fantasmas todavía se aparecen en mi castillo.
Y es que cuando me siento mal me convierto en ermitaño. No me gusta exponerme, prefiero escribir en genérico, prefiero compartir cuando ya he hecho la colada y esta todo bien limpio. Y ese quizá no es mi momento ahora.

Además estoy cumpliendo mi sueño de escribir un libro... y esto también me lleva mucho tiempo. 

Os mando un beso enorme, os agradezco vuestra presencia amorosa. 

Nos vemos pronto,



"A veces nuestro destino semeja un árbol frutal en invierno.
¿Quién pensaría que esas ramas reverdecerán y florecerán?
Mas esperamos que así sea, y sabemos que así será."
Goethe

jueves, 3 de enero de 2013

"La envidia y el odio van siempre unidos, se fortalecen recíprocamente por el hecho de perseguir el mismo objeto." Jean de la Bruyere


"Tengo tres perros peligrosos: la ingratitud, la soberbia y la envidia. Cuando muerden dejan una herida profunda."
Lutero

Uno de los problemas más voraces y dañinos con los que me he encontrado nunca es el de la envidia (del latín envidis; significado: tristeza o pesar del bien ajeno.// Emulación deseo de algo que no se posee).

Cuando la envidia aparece daña no sólo al que la padece, sino al objeto (u objetivo) de esa envidia; sea como sea esa persona recibe una ola de negatividad, de suciedad, una tremenda carga de malos deseos (incluso si son inconscientes) que pueden influir de forma directa en su realidad.

"La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual." Miguel de Unamuno


No hemos de dejarnos convencer de que no hay suficiente "de todo" para todos. La competitividad no es sana si fomenta la idea de escasez, la lucha por conseguir algo, la codicia de lo exterior, dejando a un lado lo que tenemos dentro (quizá mucho más valioso de lo que vemos fuera) para poseer a toda costa nuestro objetivo... que no es otro que lo que posee el otro.



Piensa no sólo en el dolor que te provocas a tí mismo por no ser como tal persona o por no tener tal cosa; piensa también en el daño que le haces a los demás...




"En cuanto el hombre abandona la envidia empieza a prepararse para entrar en el camino de la dicha." 
Wallace Stevens



Relacionado con Envidia