domingo, 25 de octubre de 2015

"Si quieres la luna no te escondas de la noche. Si quieres una rosa no huyas de las espinas. Si quieres amor, no te escondas de tí mismo." Rumi

Estoy tan cansada de leer qué es el amor... tan hastiada de etiquetas, de conceptos románticos, de límites que una vez traspasados son un viaje sin retorno, de lo que es y lo que no, lo que debe y lo que jamás puede suceder, lo que se puede aceptar y lo inadmisible. ¿Podría aclararme alguien si el amor puede entenderse como un concepto rígido e inamovible? ¿Cuándo lo intangible muta para convertirse en dogma? ¿No son todas esas definiciones, esos conceptos más que contenedores vacíos de verdad?

He llegado a la conclusión de que todo eso no hace sino aflijrnos, coartar nuestra libertad, limitar nuestro corazón. Libertad, amplitud, misterio... un constante morir y renacer. El amor es una danza íntima desde lo profundo, proyecta nuestra luz como un caleidoscopio, jugando con los colores, creando formas, fuente inagotable de la que no nace dos veces el mismo agua.

Así como vivas el amor es perfecto mientras lo vivas con todo tu corazón. Mientras el miedo no te impida bailar su danza infinita. Hay tantas formas de danzar como almas. Puede que escuchemos la misma orquesta, pero quizá bailemos diferentes instrumentos. Por eso no importa si la danza es distinta a las demás, lo único importante es que seamos nosotros mismos quienes experimentemos, sin condicionantes, cómo es el amor.

El amor cambia, y en el cambio lleva implícita su mayor bendición. Aún a través de la sombra más oscura el amor permanece, guarda el néctar de los frutos escondidos a los que solo la fe puede guiarnos. Cambia de ritmo, pero permanece. El amor siempre se queda.


"Esto es amar: volar hacia un cielo secreto, causar que cien velos caigan cada momento. Primero dejar ir la vida. Finalmente dar un paso sin pies." Rumi

martes, 18 de agosto de 2015

"He amado hasta llegar a la locura; y eso a lo que llaman locura, para mí, es la única forma sensata de amar." Françoise Sagan


La receta mágica que todo lo cura, amor, combinado con la gratitud de recibir todo lo bueno que tiene un día normal y corriente, será el salvavidas que te llevará a la orilla de la playa después de la tempestad. Ama todo lo fuerte que puedas. Confía. Y agradece, sin importar si tal vez no entiendes. Ten fe, ya sabes  lo que dicen, "la fe mueve montañas". Cuando te sientas triste, aflijido, perdido, concéntrate en los regalos, en los milagros, en los detalles que estaban pasando desapercibidos pues son el hilo rojo que te llevará de nuevo a través del laberinto a la alegría.


"No tienes que saber a dónde vas, lo importante es estar en el camino". Wayne Dyer

martes, 11 de agosto de 2015

“Tu mereces lo mejor de lo mejor, porque tu eres una de esas pocas personas que, en este mísero mundo, siguen siendo honestas consigo mismas y esa es la única cosa que realmente cuenta” .Frida Kahlo

Cuando el corazón habla, la mente, el ego, no tienen otra opción que inclinarse y en silencio recibir cada sílaba pronunciada como melodía de la gran verdad. Cuando necesites una respuesta, siéntate, ocupa tu trono, ponte tu vestido más hermoso, colócate tu corona, sujeta tu cetro y conéctate con las palabras de alma. Siempre están ahí. En voz alta o como un susurro siempre las encontarás.
La verdad desnuda, es más certera que cualquier flecha, llega directa y se clava profunda allá donde la mandas. Respira y observa cada una de las palabras, de las letras que vayas a pronunciar, mira como frente a tí aparecen en el aire sus letras de fuego, observa con mimo, con delicadeza, con la máxima ternura hasta que sean lo más limpias, lo más fieles al mensaje que quieres dar. Habla de verdad y encontrarás la verdad. Habla de venganza y no hallarás nunca la paz.
Si ya has encontrado las palabras del corazón, pronuncialas. Atrévete, permitete experimentarlas. Sino, espera, tómate el tiempo necesario para fraguarlas. Una vez las digas quedarán escritas en el libro de tu vida, podrán ser olvidadas, pero dejarán su huella. Sé impecable en tu palabra y no te conviertas en aquello que  no quieras. Así como te dejas flotar en el mar, pero no permites que te empuje hacia las rocas.
Hazte responsable de quién eres, de los mensajes que extiendes. Respira. Siente. Habla. Brilla.
En las pequeñas cosas, en el día a día esta el compromiso con la magia. Y un mago comienza por las pequeñas cosas en las que puede desarrollar rápidamente su maestría. Habla y regala amor y jamás faltará amor en tu  vida. Construye desde las infinitas posibilidades que ofrece el vacío el momento más hermoso que puedas imaginar. AHORA.


"Ningún legado es tan rico como la honestidad." William Shakespeare

sábado, 8 de agosto de 2015

"Aquel que tiene fe, no está nunca solo." Thomas Carlyle

He oído muchas veces aquello de que las tormentas sirven para fortalecer las raíces de los árboles. Me envuelve un intenso olor a lluvia y un cielo lleno de nubes oscuras que no permite corroborar la certeza de que detrás de todo esto sigue brillando el sol. ¿Cuánta fe soy capaz de sostener en mí? ¿Cuántas lunas soy capaz de mantener mi confianza? ¿Cuan intenso es el deseo de encontrar?

Querido corazón, hoy regreso a tí para velar la llama del amor. Afuera sólo encuentro el caos. No puedo más que desde mi templo observar que fuera yo no ejerzo ningún control, no puedo más que postrarme y ofrecer mis plegarias. No puedo sino abrirme al misterio. Desnudar mi corazón y prepararme para caminar la sombra. No imagino ningún infierno al que no bajara para buscarte. No imagino un infierno más cruel que no emprender la búsqueda.

"Cada atómo, feliz o miserable, gira en torno al Sol enamorado." Todos los átomos de mi cuerpo, giran inevitablemente, en torno al sol, enamorados. Buscan y giran en torno al amor, que los mece o los agita en el camino de la vida. En la calma y en la tempestad, si cierras bien los ojos siempre encuentras la dulzura del amor más poderoso, de la verdad más profunda.  Interiorizando el propósito, la llama, hasta que ningún huracán pueda variar su intensidad. Crezco en la fe y en la confianza de sentir el amor siempre conmigo.

"No debemos tener miedo de cuestionarnos, hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas." Charles Chaplin

 

martes, 28 de julio de 2015

¿Por qué contentarnos con vivir a rastras cuando sentimos el anhelo de volar? Helen Keller


Tenemos que aceptar que en la vida, hay cosas que no podemos cambiar, procesos en los que por mucho que nos esforcemos no tenemos capacidad de intervenir (con la impotencia y la rabia que eso puede conllevar). Rendirse no es claudicar. También puede significar aceptar, acoger y dejar manifestar algo tal y como es, aunque no nos venga bien o nos gustaría que fuera de otra forma en un determinado momento.

He aprendido a rendirme o mejor dicho a adaptar mi visión de las cosas.
Acepto que los obstáculos son también mi guía, una inspiración, una forma de descubrirme no sólo a mí misma sino también al mundo que me rodea. Terca y obstinada, capaz de golpearme mil veces con la misma pared si mi corazón susurra que puedo atravesar ese muro. Ahora además, he desarrollado conciencia para discernir si pese a todo, mis huesos se hacen papilla con cada embestida. Por eso, ahora también sopeso si los muros quieren caer o no ha llegado aún su hora. Intento equilibrar mi fuerza con mi sensibilidad, concentrándome en escuchar. Hay muros que antes de resquebrajar su piedra necesitan ser comprendidos, amados, integrados. Después se derrumban como caen las hojas secas en otoño, sin violencia ni estruendos, amorosamente en paz.


Quizá si te empeñas en derribar todos los obstáculos por la fuerza, una vez consigas que el peso caiga, estés tan exhausto y herido que será difícil disfrutar de tu hazaña. Quedarán muchas heridas que tendrás que ocuparte de curar.


A veces nos cerramos en banda ante los mensajes, arremetemos, negamos, engreídos creemos que podemos destruir aquello que precisamente está ahí para construir una versión mejor de nosotros mismos. Mira eso que crees que no te permite avanzar, eso que odias, que niegas, eso de lo que te alejas, míralo con honestidad y escucha. Sé compasivo con las circunstancias, acepta desde el amor, sin manipular, crea en tí la mejor predisposición, genera toda la apertura que puedas, libera.
No podemos bordear nuestro camino. Pero si podemos andarlo de la manera más amorosa.

Propicia en tí la metamorfosis, la magia, la alquimia. Fluye con los ciclos de la vida, extrae el néctar, lo mejor de cada cosa, cada experiencia, cada día. Un corazón sonriente lo puede TODO.





jueves, 23 de julio de 2015

"Malgasté mi tiempo, ahora el tiempo me malgasta a mí." William Shakespeare

Estabilidad. Podríamos definirla como la permanencia de un estado, la constancia de algo.
(Aviso: este post tiene mucho de personal)

Siempre he buscado la estabilidad. como si ese concepto de alguna manera llevara implícito el significado "bueno". Mmmm... e obviado mucho tiempo que esa estabilidad a veces se cubre de conformismo, es un mero axioma para no salir de mi zona de confort, intentado convencerme a mi misma de que esa estabilidad es la que mañana me ayudaría a situarme en el lugar que querría estar.
Lo devastador de la estabilidad es que después de haber invertido mucho tiempo y esfuerzo en colocar las cosas, más tarde de habernos devanado los sesos controlando que todo fuera perfecto, procurando las condiciones óptimas, intentado cuidar el escenario idílico para cultivar algo que llevamos mucho tiempo planeando...
Sorpresa! Lo más importante ya no está. Has pasado tanto tiempo ocupándote de todo que quizá hayas perdido la semilla.

Me he dado cuenta que conjugar el mundo material con lo verdadero es algo en lo que debería concentrarme más. De acuerdo, quizá tengas un trabajo estable que podrá (o podría quién sabe esto es sólo una suposición más!) proporcionarte una estabilidad económica, (-no pienses si te gusta, no pienses si te hace feliz, si tiene que ver con quien eres. Concéntrate: ES TA BI LI DAD-). Y así con esa idea, como si de una tabla de salvación se tratara -a pesar de las señales que tu intuición te enviara-, escondido detrás del escudo impenetrable de la garantía de solvencia, felicidad, mejora en el mañana pasan tus días vacíos. Se convierten en un escalón desierto de experiencia, huérfano de estímulos para el alma, tus ojos se clavan en el horizonte en esa tierra prometida por la que hoy te sacrificas. Sí, voy descalza caminando sobre cristales rotos con una mochila cargada de las cosas que quiero usar mañana.

Abramos nuestros ojos, abramos todos nuestros sentidos. Las cosas verdaderas, sutiles, las cosas por las que a mí me merece la pena estar viva carecen por naturaleza de cualquier tipo de garantía de permanencia. Y esa es su magia. Todo lo que verdaderamente importa es un constante cambio, un contraer-expandir, agarrar-soltar, nacer-morir. Olvidamos los ciclos, las Lunas, las mareas y convertimos el tiempo en algo lineal, un mero trámite, desperdiciando momentos, horas, días, personas. Creemos que siempre habrá un mañana para ver a un amigo, para nuestra comida favorita, para no tener prisa, para visitar los lugares, para que nuestro corazón vibre. Nos mantenemos satisfechos puesto que "nos hemos comportado bien", "hemos sido perfectos", "tenemos estabilidad" e incluimos en el paquete de la perfección cualquier cuestionamiento sobre si esa estabilidad suma o resta, nos llena o nos vacía. Cuidado con la positividad disfrazada de resignación.
 CREA. Vive cada día. Arriésgate. Sueña. Disfruta.
Toma, suelta. Agradece, pide. Honra cada momento reconociendo lo sagrado de la vida. Y es que verdaderamente, cada instante que pasamos aquí es un enorme regalo, una gran oportunidad. No dejes nada para mañana.

LIBERTAD


"Algunos están dispuestos a cualquier cosa, menos a vivir aquí y ahora."
John Lennon


martes, 21 de julio de 2015

"El dolor, cuando no se convierte en verdugo, es un gran maestro". Concepción Arenal

¿Cómo nos relacionamos con el dolor? A veces cuando algo nos hiere huimos (consciente o inconscientemente) de ese sentimiento, resistiéndonos a transitar el sendero que nos devolvería a nuestro camino.

Cuando nuestro corazón se resiste a aceptar, crea un espacio que se llena inevitablemente con aquello que estamos intentando bordear; en cambio cuando somos capaces de acoger en nuestro corazón el dolor, no sólo se produce el milagro de la liberación, sino que también tiene lugar la alquimia del alma, el dolor se ilumina y se transforma en luz en nuestro corazón.

No por no mirar una herida significa que esta no esté ahí. En cambio lo que si podría pasar fruto de ignorarla, es que se infectase o que tardara mucho más en curar que si le procurásemos los cuidados y atención necesarios para su sanación. Siendo capaces de reconocer y ACOGER nuestros dolores también nos estamos garantizando que nuestras heridas puedan convertirse en cicatrices bien cerradas, estamos dando el primer paso en la curación. Nos estamos dando también un espacio de reconocimiento y conexión con lo que verdaderamente somos, con nuestro sentir más profundo.

Lo ilustra de forma muy rotunda el arquetipo de “La Torre” (La Maison Diev), un arcano muy potente que no dejará que tu vida permanezca estática. Por muy bien que hayas edificado la fortaleza, por muy sólidos que fueren los cimientos, ella tiene dos caminos: o se abre gozosa, o se fragmenta violenta, para recibir la Luz del rayo que la toca desde arriba. No hay dónde esconderse, no se puede escapar. Su luz lo ilumina todo, muestra todos los fantasmas y saca todo lo que era, te saca de todo lo que creías. Después inevitablemente nada vuelve a ser lo que era.
A la misma vez que llega su luz, la esferas cambian incluso la atmósfera, la tierra. Ella habla de romper las estructuras que erigimos alrededor del corazón, fragmenta lo no natural en nosotros buscando la conexión con nuestro corazón, con lo esencial.

A veces es necesario transitar el dolor, NO EL SUFRIMIENTO, (para mí precisamente el sufrimiento es la resistencia a contactar con el dolor), en el eterno dar vueltas para no elegir ese camino, sin querer lo convertimos en nuestro punto cardinal, nuestro kilómetro cero. El sendero del dolor también tiene un final. Y lo más importante: un mensaje para tu vida.

Cuando sientas dolor, escucha. Déjate abrazar y exprésate contigo mismo, con tus seres queridos. Desnúdate con sinceridad y reconoce qué está pasando, averigua cuál es el propósito de ese tránsito. Libera tus lágrimas. Apapachate, deja que te apapachen. Entrégate al proceso.

Si no mueres, ¿cómo podrías volver a la vida?



Os dejo también una imagen que a mí me hizo reflexionar, que no he olvidado desde que la ví hace unos años y que viene muy en consonancia con reconocer y amar también nuestras heridas. Cubramoslas con materiales preciosos, ellas son nuestra historia, el mapa de cómo hemos llegado hasta aquí, lo que hemos sido capaces de hacer por nuestros sueños, por nuestras convicciones...



lunes, 20 de julio de 2015

"Dondequiera que estés, sea cual sea tu condición y hagas lo que hagas, sé siempre un buen amante”

El movimiento de las olas, 
día y noche, viene del mar,
tú ves las olas, pero, ¡qué extraño! 
no ves el mar.

Cada momento se precipita hacia nosotros desde todas partes la convocatoria del Amor.
¿Quieres venir con nosotros?
No es momento para quedarse en casa,
sino para salir y entregarse al jardín...
Ven,
te diré en secreto
adónde lleva esta danza.
Mira como las partículas del aire y los granos de arena del desierto
giran sin norte.

Cada átomo, feliz o miserable,
gira enamorado,
en torno del sol.

Una persona no está enamorada si el amor no ilumina su Alma.
No es un amante si no gira como las estrellas alrededor de la Luna.

Excepto el amor intenso, excepto el amor,
no tengo otro trabajo;
Salvo el amor tierno, salvo el amor tierno,
no siembro otra semilla.

Todo he paladeado. Nada hallé mejor que Tú.
Cuando me zambullí en el mar, no hallé perla como Tú.
Abrí todos los toneles, he paladeado de mil vasijas,
mas ninguno excepto aquel rebelde vino tuyo
tocó mis labios e inspiró mi corazón.

Esas palabras tiernas que nos decimos uno al otro están guardadas en el corazón secreto del paraíso.
Un día como la lluvia, ellas caerán y mojarán todo y
su misterio crecerá verde sobre el mundo.

Cuando estoy contigo, estamos despiertos toda la noche.
Cuando no estás, no puedo dormir
¡Que Dios bendiga estas dos insomnias!
y la diferencia entre ellas.

Solía ser tímido.
Tú me hiciste cantar.
Solía rechazar cosas en la mesa.
Ahora grito por más vino.
En solemne dignidad, solía sentarme sobre mi tapete a rezar.
Ahora los niños corren a mi lado y me hacen muecas.

El camino del amor no es un argumento sutil.
Su puerta es la devastación.

Los pájaros dibujan grandes círculos en el cielo con su libertad.
¿Cómo lo aprendieron?
Ellos caen, y mientras caen les dan alas.


La Belleza del corazón es la belleza duradera:
sus labios brindan el agua de vida para beber.
Verdadera es el agua, quien la vierte, y quien la bebe. 
Los tres se vuelven uno cuando tu talismán está hecho añicos. 
Esa unidad no la puedes conocer por medio de la razón. 

¿Quién hace estos cambios?
Disparo una flecha a la derecha, cae a la izquierda.
Cabalgo tras de un venado y me encuentro perseguido por un cerdo.
Conspiro para conseguir lo que quiero y termino en la cárcel.
Cavo fosas para atrapar a otros y me caigo en ellas.
Debo sospechar de lo que quiero. 

Noche y día el Mar tiene espuma.
Ves la superficie espumosa, pero no el Mar.
¡Qué increíble!

Estamos chocando unos con otros como barcos:
nuestros ojos están a oscuras, aunque el agua esté clara.
Dormidos en el bote del cuerpo, flotamos ajenos al Agua del agua. 
El agua tiene un Agua que la conduce; el espíritu tiene un Espíritu que lo llama. 
Deja tus preocupaciones y ten un corazón completamente limpio,
como la superficie de un espejo que no contiene imágenes.

Si quieres un espejo claro,
contémplate
y mira la verdad sin vergüenza, 
reflejada por el espejo. 
Si es posible el metal pulir, hasta que parezca un espejo,
¿Cuánto es posible pulir, del corazón el espejo?
Difieren solo en un punto el corazón y el espejo,
el corazón secretos oculta,
ninguno guarda el espejo.

La muerte pone fin a la angustia de la vida.
Y, sin embargo, la vida tiembla ante la muerte...
Así tiembla un corazón ante el amor, como si sintiera la amenaza de su fin.


Porque allí donde despierta el amor,
muere el Yo, el oscuro déspota.
A través de la eternidad
la Belleza descubre Su forma exquisita
en la soledad de la nada;
coloca un espejo ante Su Rostro
y contempla Su propia belleza.

Él es el conocedor y lo conocido,
el observador y lo observado;
ningún ojo excepto el Suyo ha observado este Universo.
Cada cualidad Suya encuentra una expresión:
la Eternidad se vuelve el verde campo de Tiempo y Espacio;
Amor, el jardín que da la vida, el jardín de este mundo.
Toda rama, hoja y fruto revela un aspecto de su perfección:
los cipreses insinúan Su majestad,
las rosas dan nuevas de Su belleza. 

Siempre que la Belleza mira, el Amor también está allí;
siempre que la belleza muestre una mejilla sonrosada
el Amor enciende su fuego con esa llama.

Cuando la belleza mora en los oscuros vallecitos de la noche
el Amor viene y encuentra un corazón enredado en los cabellos.
La Belleza y el Amor son cuerpo y alma.
La Belleza es la mina, el Amor, el diamante.
Juntos han estado desde el principio de los tiempos, lado a lado, paso a paso.

No vayas a ningún lado sin mí.
No dejes que nada suceda en el cielo aparte de mí,
o sobre la tierra, en este mundo o en aquel otro,
sin mi ser en su suceso.
Visión, no veas nada que yo no vea.
Lengua, no digas nada.
La manera en que la noche se conoce con la luna, 
sé eso conmigo. 
Sé la rosa más cercana a la espina que soy.
Quiero sentirme en ti cuando pruebes la comida,
en el arco de tu mazo cuando trabajes,
cuando visites amigos, cuando tú solo subas al techo por la noche.


Nada hay peor que caminar por la calle sin tí.
No sé a dónde voy. 
Tú eres el camino, y el conocedor de caminos, 
más que mapas, más que amor."

Jelaluddin Rumi

lunes, 13 de julio de 2015

"YO SOY YO"

En todo el mundo, no hay nadie
exactamente como yo.
Hay personas que tienen algunas
partes que se parecen a mí,
pero nadie es idéntico a mí,
por lo tanto, todo lo que sale de mí es auténticamente mío porque yo sola lo elegí.
Todo lo mío me pertenece, cuerpo,incluyendo todo lo que éste hace;
mi mente, incluyendo todos sus pensamientos e ideas;
mis ojos, incluyendo las imágenes que perciben;
mis sentimientos, cualesquiera que éstos puedan ser:
coraje, alegría, frustración, amor, desilusión, excitación;
mi boca, y todas las palabras que salgan de ella, agradables, dulces o bruscas, justas o injustas;
mi voz, fuerte o suave;
y todos mis actos, sean éstos para otros o para mí misma.
Me pertenecen mis fantasías, mis sueños, mis
esperanzas, mis temores.
Me pertenecen todos mis triunfos y éxitos, todos
mis fracasos y errores.
Porque todo lo mío me pertenece puedo llegar a familiarizarme íntimamente conmigo misma. 
Y al hacer esto puedo amarme
y aceptarme, y aceptar todas las partes
de mi cuerpo.
Entonces puedo hacer posible que todo lo
que me pertenece trabaje para lograr lo mejor para mí.
Sé que hay aspectos de mí misma
que me confunden, y otros que
no conozco.
Pero mientras me conozca y me ame,
puedo buscar valerosamente y con esperanza
la solución a mis confusiones y la forma
de conocerme más.
La forma como luzca, como suene para los
demás, lo que
diga o haga, lo que piense
y sienta en un momento determinado, soy yo.
Esto es auténtico y representa dónde
estoy en este momento.
Cuando más adelante analice cómo lucía y
sonaba, lo que dije e hice, y cómo
pensé y sentí, algo parecerá no encajar.
Puedo descartar lo que parece no encajar, y conservar lo que si encajó, e idear
algo nuevo para reemplazar lo que descarté.
Puedo ver, oír, sentir, pensar, hablar y actuar.
Tengo los instrumentos para sobrevivir, para
acercarme a los demás, para ser productiva y para hacer sentido y sacar del mundo a las personas y cosas ajenas a mí.
Me pertenezco y por lo tanto puedo manejarme.
Yo soy yo
y yo estoy bien.

"El contacto íntimo" Virginia Satir 



miércoles, 1 de julio de 2015

"Cuando bordeamos un abismo y la noche es tenebrosa, el jinete sabio suelta las riendas y se entrega al instinto del caballo." Armando Palacio Valdé


Durante algún tiempo he caminado con una venda en los ojos sumergida en un frondoso bosque bajo el influjo de la luna oscura, conectando y desarrollando la fe en mi misma y en mi intuición. Aceptando quien soy. Y sin duda, yo soy mucho de ellos y ellos son mucho de mí, mis queridos arcanos, los misterios que tanto amo y que  tanto me enseñan.

Un camino sin final repleto de señales, símbolos y guiños para descubrirnos y guiar nuestra evolución. Un bálsamo y cura cuando estamos en apuros. Así es el Tarot, pura magia, puro amor, un apasionante misterio.



Cruzo un nuevo umbral abriendo de nuevo mi baraja y mi corazón al Mundo XXI. (Renovada y con muchas ganas de celebrar!)
Mi Tarot evolutivo vuelve a estar al servicio de todos vosotros. Nos vemos pronto!




"Sólo si me siento valioso por ser como soy, puedo aceptarme, puedo ser auténtico, puedo ser verdadero." 
Jorge Bucay

miércoles, 24 de junio de 2015

"En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida." Federico García Lorca

El amor no ha de ser una cadena, el amor es libertad, no debemos permitir que nuestros afectos nos conviertan en esclavos. La desconfianza deforma el amor. El miedo deforma el amor. El rencor deforma el amor. No podemos empeñarnos en vivir nuestra vida al lado de alguien a quien no hemos perdonado algo, por mucho que lo hubiéramos amado o por mucho que en el fondo, lo amemos en el presente. No es sano. No es justo. Estoy segura de que el verdadero amor trasciende cualquier situación y deshace cualquier nudo, no obstante también tengo la certeza de que si el corazón está herido, su necesidad de auxilio ha de estar por encima de todo. 

"Nadie puede amar sus cadenas, aunque sean de oro puro." I. Heywood

No huyamos del proceso. Tomémonos nuestro tiempo para depurar los residuos de situaciones que nos han dañado, vivamos nuestros procesos de interiorización, lamiendo nuestras heridas sea cual sea su manifestación externa (lágrimas, distancia, ira, silencio…) y renazcamos pujo a pujo renovados, habiendo dejado atrás la piel muerta. Cuando algo traumático nos sucede, una parte de nosotros se queda allí. Surge entonces la necesidad de mudar la piel, soltar lastre, evolucionar. Al descubrir la suavidad, sensibilidad y frescura de la nueva, caeremos en la cuenta de que el esfuerzo bien merece la pena.

Situaciones que nos empujan, personas que nos marcan. Bienvenidas, benditas sean. Son el preludio de una nueva conciencia.

No permanezcas al lado de quien te hiere. La falta de amor hacia uno mismo es el vacío más devastador que puede cargar tu ser. Lejos de la venganza o el castigo, retirar nuestra esencia de un lugar en el que no se le está dando valor es un signo de maestría. Nadie más puede alejarte del dolor si tú te empeñas en aferrarte a él.



No pidas a quien hieres que permanezca a tu lado. Puede suceder que te conviertas en víctima. Una víctima que suplica amor, un indigente mendigando perdón, amor. O puedes convertirte en amo, anudando con apegos a quien no sabe o no se atreve a dar el paso de concederse lealtad a sí mismo.

"No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna." Gandhi

“A quien amas dale alas para volar, raíces para volver y motivos para quedarse” Dalai Lama

Hay una tribu en África en la que al nacer,compone a cada niño una canción, creando su propia melodía la cual le acompañará el resto de su vida. Como si se tratara de la partitura de su alma, el sonido del mismo centro de su Ser.
En cada acontecimiento importante de su vida, antes de cruzar cada umbral, los miembros de esa tribu cantan su canción, cada rito de paso esta marcado por esos sonidos. Lo acompañan recordándole quién es, haciéndole sintonizar con esa vibración primigenia. Y también cuando va a morir.
El sonido sagrado, es pura magia y conexión con nuestro yo más íntimo.


miércoles, 17 de junio de 2015

¿Por qué no deberíamos depositar nuestra felicidad afuera? ¿Por qué no hay que cargar a ningún otro con el peso de nuestra existencia?

A veces ni siquiera nosotros mismos somos capaces de sostener nuestra propia felicidad, puesto que huimos de su esencia, que sencillamente consiste en un estado de conciencia; mana desde dentro hacia afuera y no al revés, es nuestra actitud lo que determina y condiciona nuestra felicidad o nuestra infelicidad, una predisposición positiva hacia la vida hará que podamos experimentar siempre lo mejor en cada situación, nos hará capaces de extraer néctar de frutos con corteza amarga.

La positividad es la llave
En la misma medida en la que seamos capaces de sentir gratitud por lo que tenemos, lo que recibimos y disfrutamos en este mismo momento, alejando de nosotros frustraciones y ansias de ir siempre un paso más allá, ¿qué hay de la valoración de lo que ya tienes? ¿Acaso lo estás tomando por garantizado? ¿Cuentas con que estará siempre ahí? ¿Y si no es así?

Infravalorar el lugar donde nos encontramos es la forma más sencilla y segura de ser desdichados. Nadie puede hacer este trabajo por nosotros. No podemos pedir que nadie nos fabrique una actitud hacia la vida, peor aún si encontráramos a un ser capaz de fabricar nuestra pseudo felicidad caeríamos en las redes del apego, la inseguridad y la esclavitud. Seríamos como drogodependientes en busca de nuestra dosis de felicidad, haríamos cualquier cosa por conseguirla, nos olvidaríamos de nosotros mismos, de nuestra fuente... estaría todo fuera.

Sea donde sea el lugar en el que estás es parte de tu camino y ese es ya un gran motivo para sacralizarlo. Estás ahí para completar la gran obra, no sólo de descubrirte, sino de construirte a ti mismo. Quizá ese lugar sea el recipiente para depositar lo que no necesitas. Mantener la atención en los diferentes escenarios de la vida para reconocer nuestro momento vital es una gran lección que en el momento que aprendemos nos hace inmesamente sabios. Podemos ser felices en todos los tránsitos, si eso es lo que elegimos.



Si quieres ser feliz, sé feliz

lunes, 15 de junio de 2015

"El corazón es centro, porque es lo único de nuestro ser que da sonido." María Zambrano





SONIDO SAGRADO - RETIRO en GREDOS


Enseñanzas para el despertar de nuestra memoria ancestral a través de Sonido Sagrado.
Prácticas antiguas recibidas directamente por los seres de las estrellas con técnicas para abrir puertas hacia los reinos de luz y recibir instrucciones directas, abriendo canales y despertando nuestros centros.
Técnicas específicas, recibidas directamente de Thoth, Hathor, Sugaar, Mari, Sekhmet y otros seres que guardan la integridad de los planos mas sagrados.
Prácticas para percibir las emanaciones de la fuente mas elevada sutil y pura.
Se trabajará en el exterior e interior, en la sierra de Gredos, donde la naturaleza está ahora mas viva que nunca, esperando a que trabajemos juntos en el despertar de nuestra propia conciencia.
Bienvenid@s.

Julen Apezetxea es músico, maestro y facilitador internacional de Sonido Sagrado de nueva generación. Realiza su entrenamiento en Estados Unidos con Zacciah Blackburn, donde sigue su exhaustivo estudio sobre sanación con sonido y conciencia. Después de estar impartiendo por Canadá, vuelve ahora a su tierra natal para seguir compartiendo lo que mas le apasiona.

Aportación 200€ con pensión completa en Diafanum, en santa Cruz del Valle, a los pies de la Sierra de Gredos.
Reserva de plaza del 50% antes del encuentro

Contacto e inscripciones:
Ruth: 626 45 08 07
ruth.barnes.torices@gmail.com


"Al oír un eco muchos creen que el sonido proviene de él." 

jueves, 11 de junio de 2015

Propuesta para este fin de semana en Madrid

Aquí les comparto  una propuesta para este fin de semana en Madrid, un taller elaborado con mucho mimo e ilusión por una persona muy querida para mí. Atrevánse a darse cuenta y a mimarse este domingo!



miércoles, 10 de junio de 2015

"Nadie se baña en el río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña." Heráclito de Efeso

Los "procesos de cambio" son momentos de incertidumbre, inquietud, agitación y a veces malestar. Puede que en algún momento incluso puedas sentir no sólo que no tienes el control de la situación, sino que estás sumergido en algo que ya te ha sucedido y que no comprendes por qué tienes que volver a experimentar (sobretodo si creíste haber aprendido el mensaje e integrado la sabiduría).

En estas ocasiones es bueno vestirnos con el manto de la humildad y lejos de la lucha, el desespero o la tristeza de creernos enjaulados, reconocer y valorar nuestro camino.
No somos los mismos que en situaciones anteriores,y aunque estas parezcan repetirse, si miramos con atención, estoy segura de que podremos encontrar matices de luz que nos enseñan una nueva forma de actuar, una nueva forma de entender, una nueva forma de aceptar.

Ser indulgente con uno mismo es uno de los mejores regalos que nos podemos conceder.


"No somos las mismas personas que el año pasado, tampoco lo son aquellos a los que amamos. Es extraordinario que, cambiando, podamos seguir amando a alguien que también cambió." William Somerset Maugham


He decidido dar una vuelta al blog, un nuevo enfoque, una nueva visión. Seguramente a partir de ahora no sólo escriba cómo veo el mundo, sino cómo me veo a mí misma. En esta nueva línea, quiero compartir unas fotos de un momento muy especial en el que junto a un muy querido amigo recibí un mensaje, tres crías de corzo nos esperaban en el camino, sin duda un muy buen augurio para este nuevo ciclo. Es un animal absolutamente maravilloso y bellísimo, nunca lo había visto tan cerca 



Un abrazo enorme, gracias por estar ahí :)

jueves, 21 de mayo de 2015

"Cuando la muerte se precipita sobre el hombre, la parte mortal se extingue; pero el principio inmortal se retira y se aleja sano y salvo." Platón



XIII
(Hablamos del Tarot!)
A menudo cuando aparece en las lecturas, la persona que tengo en frente recibe esta información/imagen como amenazante, hostil y preocupante, cambian su gesto e incluso la apertura hacia el mensaje, situando su energía en una predisposición negativa del calibre: "Dime ya quién va a sufrir ese accidente!!!".

Supongo que todos hemos sido educados en el miedo a la muerte, (dénse cuenta de que este arcano a diferencia de todos los demás no tiene nombre, "muerte" es la etiqueta que nosotros le asignamos, pero podríamos llamarle la purga, el renacimiento... ¿por qué no?).

Nos cuesta tanto deshacernos de las cosas que nos impiden avanzar que hay situaciones o momentos en los que forzosamente necesitamos la ayuda de esa mano que sin pensarlo dos veces levante su guadaña y nos despoje de todas esas capas que nos hemos ido poniendo encima para no ser quienes somos, adaptarnos al medio, no hacer lo que queremos o no evolucionar en lo que nuestro alma anhela.

La muerte es un ángel inmisericorde, llega para arrancarnos ese remanente de lo que ya no es, pero que seguimos arrastrando, cargando por temor al cambio, por apego, por falta de visión... tenemos miles de pretextos distintos para no abandonarlos!
Es curioso como podemos encontrarnos clamando al cielo por un ángel y cuándo llega aún nos parece que hemos sido castigados.


"La muerte es alguien que se retira de sí mismo y vuelve a nosotros. No hay más muertos que los llevados por los vivos." Pío Baroja

Es la oportunidad de renacer. Livianos, renovados, auténticos. Fíjense en el suelo, es negro, representando el vacío, negro que es la suma de todos los colores. Fíjense en su espalda, trenzada,azul celestial, y en sus articulaciones de color rojo BRILLANTE, simbolizando la energía vital. Vean que las cabezas del suelo no tienen gesto de dolor... Ella siempre viene a ayudar y a construir, cimentando con material noble todo aquello que toca.

Puede que al cambiar la forma en la que nos situamos frente a ella, si dejamos las resistencias a un lado y dejamos que nos transmita su mensaje sobre por qué eso que siega con su guadaña nos está haciendo daño, aprendamos no sólo a evitar sufrimientos innecesarios, sino necesariamente a amar esa fuente de cambio.





jueves, 7 de mayo de 2015

"Hay palabras que suben como el humo, y otras que caen como la lluvia." Madame de Sévigné


Resultado de imagen de mil y una noches ilustración

"En un país muy lejano,al oriente del gran desierto vivía un viejo Sultán,dueño de una inmensa fortuna.

El Sultán era un hombre muy temperamental además de supersticioso. Una noche soñó que había perdido todos los dientes.

Inmediatamente después de despertar, mandó llamar a uno de los sabios de su corte para pedirle urgentemente que interpretase su sueño.

-¡Qué desgracia mi Señor!–exclamó el Sabio–Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de Vuestra Majestad.

-¡Qué insolencia!–gritó el Sultán enfurecido– ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa?¡Fuera de aquí!

Llamó a su guardia y ordenó que le dieran cien latigazos, por ser un pájaro de malagüero.
Más tarde,ordenó que le trajesen a otro Sabio y le contó lo que había soñado. Este, después de escuchar al Sultán con atención, le dijo:

-¡Excelso Señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que vuestra merced tendrá una larga vida y sobrevivirá a todos sus parientes. Se iluminó el semblante del Sultán con una gran sonrisa y ordenó que le dieran cien monedas de oro.

Cuando éste salía del Palacio,uno de los consejeros reales le dijo admirado:
-¡No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños del Sultán es la misma que la del primer Sabio. No entiendo porqué al primero le castigó con cien azotes, mientras que a vos os premia con cien monedas de oro.

-Recuerda bien amigo mío–respondió el segundo Sabio–que todo depende de la forma en que se dicen las cosas… La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero si la enchapamos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura, ciertamente será aceptada con agrado…

-No olvides mi querido amigo–continuó el sabio–que puedes comunicar una misma verdad de dos formas: la pesimista que sólo recalcará el lado negativo de esa verdad;o la optimista, que sabrá encontrarle siempre el lado positivo a la misma verdad”.

Dice el libro de los Proverbios:“Las palabras del hombre son aguas profundas, río que corre, pozo de sabiduría…Con sus labios, el necio se mete en líos; con sus palabras precipitadas se busca buenos azotes…Cada uno comerá hasta el cansancio del fruto de sus palabras. La vida y la muerte dependen de la lengua; los que hablan mucho sufrirán las consecuencias”.
Prov. 18,4.20-21"

lunes, 4 de mayo de 2015

"Aquí estoy yo" Nur

Nur apenas acababa de aprender a hablar, esta fue una de sus primeras frases conexas. Recuerdo haber sentido una profunda admiración y a la vez de sobrecogerme ante la magnitud y lo categórico de aquella afirmación tan llena de significado, tan sabia.
(Es mágico como un niño de un año puede inspirar tanto en nuestro interior, con tres palabras tan sencillas, tan cotidianas, cómo puede dejarnos sin respuesta...).
Hablando con su madre coincidíamos en la fascinación que sentimos al oír la rotundidad de su afirmación, pues muchas personas no son (o no somos) capaces de reclamar o delimitar así su (nuestro) espacio, de una forma tan contundente pero a la vez limpia de agresividad, ni de estar en un grado de presencia tan suntuoso en una vida entera.
He meditado mucho sobre la presencia y la responsabilidad de ocupar nuestro espacio últimamente, pues estoy llegando a la conclusión de que ocupar, respetar y llegado el momento reivindicar nuestro espacio es un paso hacia la conquista de nuestra propia libertad.

"Aquí estoy yo" en mi lugar, respetando mis tiempos, sintiendo mis pulsos, ocupando mi espacio, comunicando cuándo aparecen mis límites. Desde la rotundidad de haber elegido cuáles son y hasta dónde quiero llegar o hasta dónde quiero que llegues.

"Aquí estoy yo" no invado, no manipulo, no te cargo con mis expectativas. Desde la humildad de permitir tu espacio para el error.

"Aquí estoy yo" en mi misma, conociéndome, viajando por mis entrañas, lavando mis recuerdos, deshaciéndome de cualquier carga, buscando mi felicidad a través de mi sabiduría. O de mi intuición.

"Aquí estoy yo", moro en mi espacio sagrado donde el amor y los lazos son puro gozo. Me reconozco como merecedora de felicidad y amor. Vivo en la libertad de poder abandonar cualquier situación en la que no me sienta valorada, amada.

"Aquí estoy yo" conmigo. "Aquí estoy yo" en el mundo. Y si yo sé dónde estoy, no habrá nada que pueda negármelo. Si yo no abandono mi corazón, mi corazón nunca será abandonado. Así que "aquí estoy yo" en mí, para cuidarme, mimarme y proveerme de todo lo que pueda necesitar para desarrollar lo mejor de mí.


Resultado de imagen de be you
“Tu tarea es descubrir tu mundo y luego entregarte a él con todo tu corazón”. Buddha

miércoles, 29 de abril de 2015

martes, 28 de abril de 2015

"Cada día me miro en el espejo y me pregunto: "Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?". Si la respuesta es "No" durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo." Steve Jobs

Aléjate de la garantía del mañana puesto que es una ilusión de la mente que nos engaña para no ser quienes somos hoy, para no realizar nuestros sueños hoy.

Pasamos la vida dibujando enormes palacios llenos de luz en los que moramos, pintamos brillantes colores y adornamos opulento nuestro mañana, mientras hoy, nos vestimos con colores grises reservando para ese futuro nuestras mejores ropas, nuestros mejores recursos.

¿Por qué conferir más importancia a nuestras circunstancias que a nuestros deseos?

Sentimos la limitación de nuestras circunstancias a veces como una bendición, una excusa sagrada, incuestionable, ese argumento que sostiene el por qué hoy no actúo, por qué sólo puedo soñar... y es porque siempre hay un mañana.

Quizá no
Resultado de imagen de liberación cadenas

...¿Qué harías si no lo hubiera?