martes, 19 de enero de 2016

"Los hombres olvidan que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias ". John Locke

Siempre hay opción. Siempre podemos elegir la alegría, la libertad. Sé que al leer esto quizá arquees las cejas con incredulidad y pienses que es fácil escribir poesía sobre la vida.

Créeme si te digo que no hablo de echarle azúcar a lo amargo. Hablo de practicar la libertad de ser quienes somos, frente a cualquier circunstancia, la capacidad de conectar con nuestra verdad, con nuestra esencia pese a que momentáneamente (ten la certeza de que todo pasa) nuestro mundo exterior no sea como quisiéramos. Confiemos también en las bendiciones ocultas que cada "circunstancia adversa" nos regala y celebremos que tenemos el potencial para florecer en lugares en que jamás pensamos que podríamos hacerlo. La vida es absolutamente maravillosa y en tanto nos ocupemos de mantener un corazón libre, trabajando nuestra capacidad para soltar y liberar aquello que nos oprime, conseguiremos cualquier cosa que nos propongamos.

Tienes el poder para hacerlo. Cree en tí. Libera tu corazón.



domingo, 3 de enero de 2016

"One of the most courageus decisions you'll ever make it's to finally let go of what is hurting your heart and soul." Brigitte Nicole

A veces la mente no comprende situaciones y se enreda en la búsqueda de soluciones, sucedáneos, que aún cargados de buenas intenciones no consiguen llevarnos a dónde pretendemos. Es importante que durante estos momentos prestemos atención a nuestro cuerpo, a nuestro ser y busquemos en nuestro silencio interior las señales que nosotros mismos nos enviamos.

Al poner todo nuestro empeño en solucionar una situación podemos estar también encadenandonos al problema. Puede que en ese afán de que algo salga bien estemos manipulando, aunque sea inconscientemente y con todo nuestro amor, los tiempos y el proceso natural de las cosas. Puede que estemos tan concentrados en mirar hacia un lugar que aunque un millón de estrellas nos saluden desde el cielo no seamos capaces de ver nada más que oscuridad. La vida es tan generosa que nunca deja de ofrecernos lo mejor de sí misma, aún cuando en nuestra humana torpeza renunciamos a apreciarlos.

Si estás en una situación difícil, en un momento de cambio, lidiando con alguna circunstancia que te resulta desagradable, párate, escúchate a tí mismo, utiliza el discernimiento para poder ver la verdad. Comprometerse con uno mismo es el regalo más hermoso, más valioso que podemos hacernos. No renuncies a tus sueños, pero descansa siempre que sea necesario. No se trata de desistir, sino de no perderse a uno mismo por el camino.