lunes, 24 de enero de 2011

¿Qué nos hace sentir bien?

Una pregunta tan simple esconde el secreto de nuestra felicidad. A veces lo que nos hace sentir bien hoy, mañana no será capaz de llevarnos al mismo nivel y probablemente esto desencadene en nosotros una tormenta de dudas, una oleada de "¿porqués?" difíciles de manejar.
No somos iguales cada día, hemos de pensar que en nosotros influyen factores, uno de ellos y muy importante, el entorno. La energía que nos rodea puede distorsionar nuestra percepción de esas cosas que “normalmente” deberían hacernos sentir bien. Es por eso que debemos que aprender a darnos el espacio de no ser siempre los mismos, (si no la vida no tendría la capacidad de enriquecernos y hacernos florecer), un espacio de aceptación que nos ayude a no juzgar instantáneamente aquello que nos rodea. 
Un sencillo ejemplo: Puede que se nos dé muy bien hacer flan, pero no siempre esta exactamente igual, habrá días en los que aún siendo los mismos ingredientes no tendrá el mismo gusto...pero solamente pensaremos... “Pues hoy no me ha salido tan bien como otros días...” 
Ese espacio de apertura, esa oportunidad de poder variar la receta es precisamente lo que necesitamos en nuestro día a día.

No obstante también hay cosas que por sí solas poseen el don, la virtud, de sacar siempre lo mejor de nosotros. Ese tipo de cosas son capaces de llegar a nuestra esencia, a lo verdadero de nosotros... 
Pero este tipo de cosas merecen un post distinto!!

domingo, 23 de enero de 2011

¿Por qué trabajar con un Coach?

En algún momento de nuestra vida todos hemos mirado a nuestro alrededor y nos hemos preguntado ¿Qué hago yo aquí? ¿Quién soy? Es entonces cuando nos desbordan pensamientos negativos,autocríticas despiadadas y ese sabor amargo de no ser lo que quisimos, esa sensación de vacío que deja el saber que hemos de resignarnos...

Nos conformamos con seguir la corriente de lo que nos sobreviene, sin darnos cuenta de que somos cómplices en todos los acontecimientos que la vida nos plantea, nos brinda. Debe de ser un problema de enfoque, debe ser que en ocasiones necesitamos a algún sabio que sepa utilizar la brújula del universo. Una persona que vea la Verdad en nosotros, que nos ayude a ver nuestros dones, nuestras virtudes. Un coach.
Alguien que nos escucha y nos ve, ve quiénes somos y dónde deberíamos estar, por derecho, por aptitud, por que allá dónde están nuestros sueños, es dónde debemos vivir nosotros. Es quién nos ayuda en el viaje, aquel que nos saca un pasaje y lo deja en nuestras manos, permitiendo que sean nuestros pies los que inicien el camino, los que sientan al fin, ese terreno bajo nosotros.

Volveremos a mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de que no fue tan dificil, simplemente habíamos de abrir los ojos, sólo hizo falta que nos mostraran que podíamos, que debíamos por que sólo cuando estamos en nuestro lugar somos felices y somos capaces de hacer felices a los demás.
Cada pieza del puzzle tiene su lugar y quizá tú no encuentres tu hueco, pero yo sí puedo ver tu forma y juntos simplificaremos el camino hasta encontrar el lugar hecho a tu medida.
Por que yo también caminé para llegar hasta aquí y ahora puedo ayudarte a cruzar a tí también.
Juntos encontraremos esa sonrisa interior, esa  que sale desde el corazón y que no existe nada capaz de oscurecer...siendo tu propia luz, no necesitarás velas.

Y te aseguro que dentro de tí hay luz. Yo la veo.