jueves, 27 de diciembre de 2012

"La fuerza más fuerte de todas es un corazón inocente." Victor Hugo

A veces la apariencia de las personas fuertes nos engaña llevándonos a pensar que su fortaleza los hace más resistentes al dolor, más duros, sólidos, impermeables.

Piensa en un elefante. ¿Qué cualidades te vienen a la cabeza?


Un mamífero majestuoso, grande, capaz de abrirse camino en los terrenos más hostiles; fuerte, leal, que ama estar en manada y cuya memoria es capaz de recordar todos los momentos importantes en su vida. Pero que además posee una sensibilidad infinita, capaz de sentir cúando se posa en su piel una gota de rocío.

Muchas de estas personas fuertes se asemejan mucho al elefante. Son capaces de atravesar cualquier terreno hostil si tienen la convicción de que después encontrarán agua, guardan los recuerdos de todos los paisajes que pisaron, sin olvidarlos nunca. Y aman a los suyos con un instinto salvaje que nace desde un corazón enorme sensible a cada gota de lluvia.

Por eso cuida también a los más fuertes, a los de apariencia más dura por que si buscas detrás de esa gruesa piel descubrirás el corazón más tierno.






miércoles, 26 de diciembre de 2012

La gente se arregla todos los días el cabello, ¿por qué no el corazón? Proverbio chino

La pareja es un templo que necesita una oración cada día. Un templo inmenso, hermoso,  con multitud de matices, con mil espejos que cada día nos mostrarán una imagen distinta de nuestro interior. Un templo que necesariamente ha de ser cuidado con esmero, con una dedicación constante y limpia.


Porque el mayor enemigo de una pareja es la rutina, los hábitos, la abulia. Los peros, los por qués no sirven de nada si dejas que se ensucie y aparezcan grietas. Repararlas implica una entrega verdadera que cubra la dedicación que obviaste, más la del momento presente.



Cuando llegues a ese templo, desnúdate de enfados, presiones, cualquiera de las cargas del mundo exterior.


"Todos los problemas tienen la misma raíz: el miedo, que desaparece gracias al amor; pero el amor nos da miedo." 
Anónimo


Prepárate para entrar en un espacio sagrado. En tu rincón celestial en la tierra.

Haz saber cada día a la otra persona que para tí es como un ángel de la guarda. Que la amas incondicionalmente.



Deshazte de la sensación de culpabilidad que puede provocar haber dedicado una palabra fuera de tono, una reacción inadecuada o una falta de atención. Elimina esos posos. Y contempla maravillado, que sólo con cambiar tu actitud la luz del interior del templo cambia.


"No sabrás todo lo que valgo, hasta que no pueda ser junto a tí todo lo que soy."

Gregorio Marañon

El amor también necesita libertad. Libertad para moverse y evolucionar, libertad para nutrir a cada una de las dos personas, para que después puedan nutrirse mutuamente. Para que sus encuentros tengan el sabor de la fruta fresca. Espacio no sólo para encontrarse a uno mismo. Sino para sentir el espacio del otro en tí. 

"Es al separarse cuando se siente y se comprende la fuerza con que se ama."  Dostoievski

Deshazte también de la necesidad de intercambio. Deja de lado las balanzas. Aporta lo mejor de tí, a cambio de nada.


"Te amo para amarte y no para ser amado, puesto que nada me place tanto como verte a ti feliz."
 George Sand


Vive el amor alimentándolo de lo mejor de tí. Recuerda que es el espejo donde te miras cada día y tu templo divino en la tierra.

lunes, 24 de diciembre de 2012

Feliz Navidad para todos!



Os deseo mucha felicidad estas Navidades. Gracias por estar conmigo, por vuestros comentarios y correos;  vosotros también llenais de regalos mi árbol de Navidad. 

Un abrazo infinito :)

Ruth


miércoles, 19 de diciembre de 2012

"Si el espíritu es un atributo divino, una existencia conforme al espíritu será verdaderamente divina." Aristóteles

A medida que crecemos, casi sin darnos cuenta de cómo o cuándo, nos dividimos en dos mitades. Por un lado, siendo quienes somos, y por otro siendo una adaptación de nosotros en el mundo.

Dejamos así que se produzca una grieta en nuestro interior que fractura nuestro mundo a medida que consideramos que nuestra forma de ser no es lo que más encaja, más gusta o es más sencillo de satisfacer y vivir en el día a día. Una de estas dos partes queda inevitablemente desatendida y encontrar el equilibrio puede resultar desde complicado a imposible.
Generalmente la parte con la que solemos ser más generosos y atentos es la "práctica", "razonable" o "mental". Precisamente porque es la más digamos, lógica y la que (teóricamente) nos ayuda más a desenvolvernos y a ser aceptados dentro de la sociedad.

Seguro que alguna vez has oído esta expresión:


"No sólo de pan vive el hombre, sino de toda la palabra que sale de la boca de Dios".
Supongo que después de leer esto puedes adivinar que parte es la que menos nos ocupamos de cuidar...


El espíritu, nuestro principio generador,de carácter íntimo,nuestra esencia o sustancia; el vigor natural y virtud que alienta y fortifica el cuerpo para obrar *. Reconectar con nuestra esencia,lo verdadero e incorruptible que hay en nosotros.

"Estamos tan acostumbrados a disfrazarnos para los demás, que al final, nos disfrazamos para nosotros mismos." 
François de la Rochefoucauld

El camino de la unión de estas dos partes es duro, pero sus frutos son el tesoro más precioso que podemos hallar.
Un tesoro que equilibra la balanza,dándonos la libertad de hacer mil y una cosas diferentes, incluso a primera vista dispares, desde la armonía y la verdad de nuestro ser.
Por que ser espiritual no es vestir una estética determinada, ni algo que deba demostrarse por fuera.
Encontrarás ángeles fashionistas con tacones y manicura perfecta. Maestros de reiki con traje y corbata. Chamanes entre ordenadores portátiles.
Siendo quienes son. Aquí y ahora. Sin necesidad de vestir símbolos, sin intentar demostrar nada.

:)


"En lo que parecemos, todos tenemos un juez; en lo que somos, nadie nos juzga." Friedrich Schiller 



*Fuente: RAE http://lema.rae.es/drae/?val=espiritu

viernes, 14 de diciembre de 2012

"El primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la falta de tiempo." Paulo Coelho

Este fin de semana acudí a una formación muy interesante y enriquecedora donde he recibido una enseñanza que exige un compromiso de trabajo diario. Lo primero que exclamó mi mente fue "No tengo tiempo!!!"
Unos segundos después llegaba la quietud y el espacio para  preguntarme cómo es posible que en todo el día sea incapaz de dedicarme quince minutos a mí misma.
Por lo general las rutinas y hábitos de la semana hacen que nuestro piloto automático se active: trabajo, estudios, quehaceres del hogar, pero...

¿Cuántos momentos al día dedicamos a estar con nosotros mismos?

Cuidándonos, nutriéndonos de las cosas que nos hacen vibrar, limpiándonos de lo que nos contamina y creando nuestro hogar de paz.

Se honesto con la respuesta, es sólo para tí. Si descubres que esos momentos son escasos o inexistentes, simplemente créalos. Este no es (o no habría de ser) un ejercicio de juicio, no es momento de exigencia.
Es el inicio de un hábito saludable: Crear el espacio de dibujar, alimentar y creer en tus sueños.



"El hombre no puede nunca dejar de soñar.
El sueño es el alimento del alma,
como la comida es el alimento del cuerpo."
Paulo Coelho

domingo, 2 de diciembre de 2012

"El que no sabe por que camino llegará al mar, debe buscar el río por compañero." John Ray

El umbral del dolor es la intensidad mínima con la que un estímulo provoca dolor.
Varía en según cada cual, sin relación a complexión o forma de ser, es intrínseco a nuestro ser.
Desde mi punto de vista ocurre algo parecido con lo afectivo. Cada uno tenemos nuestro propio umbral del dolor.Una escala de acciones o situaciones dolorosas, que aunque desde afuera no parezcan tan duras, o incluso inocuas en nosotros provocan dolor intenso.

Por eso decirle a alguien que pasa mal momento un "no es para tanto" es negarle el derecho a vivir su emoción y además, castigarle haciéndolo sentir mal por ser "tan débil".


"He perdido mi gotita de rocío! Dice la flor al cielo del amanecer,
 que ha perdido todas sus estrellas."  
Tagore

Cada uno recorremos el camino a nuestro ritmo, puede que tú ya hayas pasado antes por ese terreno de arena que se clava en los pies, que duele y hiere, puede que tus plantas de los pies ya se hayan endurecido, pero eso no hace que los demás tengan que vivirlo de igual manera. Hay personas fuertes extremadamente sensibles. 
Conservar la sensibilidad intacta, es casi un acto de maestría, hacia uno mismo y hacia los demás.
Trabajar cada día la empatía de ponerse en el lugar del otro y desde ahí observar. Aconsejar con el corazón, brindarle esperanza, descorrer el velo para que pueda ver. Abrazar para llenar de amor y confianza.

Si pudieras elegir entre dos personas para ayudarte y una dijera "A mí me pasó lo mismo... Tienes que hacer esto... No puedes estar así... Menuda tontería...No es  para tanto... Y por eso estás así?? Buahhhh" 
Y otra que dijese "Te comprendo...Sé como te sientes... No te preocupes, busquemos una solución..." 

¿A quién elegirías? ¿Quién crees que te ayudaría más?